De la inspiración a la acción. Cómo crear un medio de comunicación en ocho semanas

Publicado por

La historia del grupo de periodistas que está armando Diario de Paz Colombia, un medio de periodismo constructivo, ciudadano y al servicio de la paz. 

Por Koleia Bungard

Primera semana: darle importancia a un arrebato

Como muchas cosas en la vida, esto empezó como un arrebato. La noche del 4 de julio de 2017 me sentía tan, pero tan inspirada que hice un clic definitivo. Saqué una tarjeta de crédito. Busqué el dominio en WordPress y abrí un blog. Le puse, sin saber aún por qué: Diariodepaz.com

Al siguiente día y por las tres siguiente semanas me tomé muy en serio el arrebato. Escribí una nota presentando el proyecto. Abrí cuentas en Facebook y Twitter. Armé un manual de escritura. Busqué autores… Y me asusté.

Me asusté porque la idea cogió ventaja muy pronto. Mientras tomaba un curso de verano sobre construcción de paz en Colombia, el plan de un simple portal de buenas noticias de Colombia empezó a tomar otra forma.

¿Pero cuál? Si quería que el arrebato llegara a algún lado tenía que pensar en voz alta, invitar a amigos, armar un equipo de cómplices, buscar asesores, pasar la paz. Y eso hice. Me reuní con conocidos y desconocidos. Interrogué, exploré sus gestos cuando hablaba de Diario de Paz, pedí opiniones, consejos, favores, citas y, sobre todo, fuerza.

Cuarta semana: la creatividad es contagiosa

Sea por mi capacidad de convencimiento o porque cada uno “sintió el llamado”, el viernes 4 de agosto a las tres de la tarde, siete amigos periodistas, todos egresados de la Universidad de Antioquia, nos reunimos en una casa del barrio Boston en Medellín para echarle cabeza a Diario de Paz.

La conversación se extendió por horas. Y horas. Tomamos café, chocolate, soda de jengibre preparada por los anfitriones. Comimos almojábanas y papitas de paquete. ¡Pero lo que yo quería era comérmelos a todos a picos! Esa comunión me enseñó el significado de la palabra esperanza.

Escribimos un acta y decidimos, para resumir, que Diario de Paz debería trascender la idea de un portal de periodismo a un colectivo o una comunidad enfocada en construir paz y contar lo humano. Y que, aún sin un solo peso para crear un medio, cada uno desde su trinchera se la jugaría toda por aportar sus conocimientos y energía a esta naciente comunidad.

Dos tareas mayúsculas quedaron sobre la mesa: 1) afinar el concepto editorial y 2) crear un plan de negocios. ¡Qué chicharrón!

Sexta semana: de las palabras a los hechos

Diez días después, el 14 de agosto, nos reunimos en la parte de atrás del bloque 12 de la Universidad de Antioquia, en nuestra amada Facultad de Comunicaciones, en donde aprendimos a amar el oficio de periodistas. Como en viejos tiempos, nos sentamos en la manga. Entre hormigueros efervescentes y hojas secas nos rotamos un termo de tinto y ahí vamos, pues.

Otra vez hablamos y hablamos y tomamos nota para el acta. Esta vez decidimos que la ecuación es: Comunicación + Educación. Y que el reto de Diario de Paz es encontrar el lado educativo y constructivo de la noticia. Alguien dijo que “ya que los conflictos son naturales, la mirada debe estar puesta en cómo conciliarnos”. Otra vez retomamos la idea de que el medio no debe ser solo una vitrina de historias “positivas”, sino que debe estar al servicio de la construcción de paz en el país.

Octava semana: construir sin miedo y sin detenerse

Han pasado tres semanas desde entonces, otro par de reuniones y un millón de mensajes vía Facebook, e-mail, Whatsapp, Hangout, Skype, teléfono. Desde muy temprano en la mañana hasta muy tarde en la noche, las siete hormigas editoras vamos cada una a su ritmo cargando tierrita para construir la casa, esta ¡tu casa!

Y aquí vamos. Intentando no quedarnos en el arrebato y en las buenas intenciones, sino haciendo, haciendo cada día y a toda hora; pasando de la inspiración a la acción.

Sabemos que el camino está lleno de retos. Pero cada historia que rastreamos, cada conversación con los asesores que empiezan a llegarnos caídos del cielo, cada artículo terminado, cada tarea cumplida en las actas nos da un impulso delicioso. Esa frase que repetimos en Colombia con tanta pasión, es un lema ya para nosotros: “¡Pa’ atrás ni pa coger impulso!”.

Diario de Paz es un hecho y apenas comienza… Gracias por hacer parte de esta historia que continúa.

[Este texto es la continuación de ¿Qué será la paz? Primer post de Diario de Paz]

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s