Pensar en construir paz mientras sucede una masacre a campesinos en Colombia. Caso Tumaco 05/10/17 [Reflexión]

Publicado por

¿Por qué es importante seguir pensando en construir paz, aun en medio de tragedias nacionales como la masacre a los campesinos cocaleros de Tumaco, Nariño? En Diario de Paz Colombia reflexionamos sobre este tema coyuntural para el presente y futuro del país.

La primera semana de octubre trajo un nuevo luto para Colombia. El pasado 5 de octubre, en respuesta a una protesta de campesinos cultivadores de coca que exigían el cese de la erradicación forzada de sus cultivos, la Fuerza Pública abrió fuego, ocasionó la muerte a siete personas y dejó heridas a otras veinte.

La masacre sucedió en el municipio de Tumaco, Nariño, donde se estima que hay más de 19 mil hectáreas sembradas de coca. El cuarto municipio con más cultivos en el país. Las versiones de los campesinos y la Fuerza Pública coinciden en un mismo punto: mientras por un lado el Gobierno promueve acuerdos colectivos de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito (coca por zanahoria, por ejemplo; amapola por maíz), por el otro lado, la Fuerza Pública comienza a erradicar esos cultivos usando la violencia, sin importar que las comunidades a las que ataca han manifestado que se acogen, o han firmado ya, acuerdos de sustitución voluntaria. Esta masacre es prueba de ello.

Alfredo Molano en su columna Muertos Cantados, dice que “No se trata de un accidente, ni de dos o tres “intervenciones desafortunadas”. Se trata de una política de represión contra la protesta social por el incumplimiento de los acuerdos de erradicación voluntaria”. Para él, la historia es simple: el Gobierno firmó el pacto pero no inició programas de sustitución de cultivos; la gente sale a protestar y la Fuerza Pública dispara.

Cuatro puntos para reflexionar sobre la masacre en Tumaco

Además del repudio inmediato a este tipo de acciones (Lea: Así reaccionó la prensa colombiana a la masacre de Tumaco, Nariño), esta masacre lleva a reflexionar sobre varios puntos:

1. La importancia de conocer la historia de las guerras en Colombia. Como lo menciona el profesor Germán Valencia en Para entender la paz en Colombia hay que entender el origen de nuestros conflictos, es casi imposible pensar la paz sin considerar las raíces de las conflictividades. Las partes que negociaron el Acuerdo en La Habana han reconocido que las causas del conflicto armado son anteriores a la aparición del narcotráfico.

2. La lucha de las comunidades por sus tierras. La masacre de Tumaco muestra, además, cómo el fenómeno de estos cultivos está ligado a la lucha de las comunidades por sus tierras, el mayor conflicto en Colombia. Esto se relaciona con el primer punto del Acuerdo que se ocupa de la reforma rural. Como lo expuso Luz Perly Córdoba, de la Coordinadora Nacional de Cultivos de Coca, en la entrevista La erradicación forzada va a generar un conflicto social:

La actividad que hacen nuestros campesinos es porque no tienen otra opción. No vamos a obstaculizar el proceso de sustitución que se vaya a adelantar ni estamos diciendo que queremos perpetuar esos cultivos. La idea es avanzar con una verdadera solución al problema, lo cual tiene que ver con el desarrollo rural integral”.

3. ¿Qué dicen los Acuerdos? Esta masacre debería llevarnos a los ciudadanos del común a estudiar o conocer más a fondo el Acuerdo Final de La Habana. En este caso, como lo explica Pedro José Arenas García, coordinador del Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos (OCDI) Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz): “En el punto 4 del Acuerdo Final se definió que los cultivos han tenido un uso ilícito, los campesinos son ciudadanos sujetos de derechos y es necesaria una nueva política e institucionalidad para lograr un gran pacto de sustitución voluntaria”.

En esas pocas líneas se leen muchos conceptos que merecen reflexiones aparte, que invitan a pensar en la paz no como un fin en sí mismo, sino como un diálogo que incluye discusiones sobre el territorio, el campesinado, la ciudadanía, los sujetos de derechos, la política, la institucionalidad, los pactos, la sustitución voluntaria de cultivos declarados ilícitos; un diálogo al que estamos llamados a participar todos los colombianos.

4. Violencia después de “la paz”. Aun cuando dos partes históricamente enfrentadas firman un acuerdo en el papel, solo la realidad (la implementación) dirá qué tan efectivos resultan los Acuerdos firmados en La Habana. “Se dijo antes de la firma del Acuerdo que el posacuerdo podría ser violento –dice Molano–, pues bienvenidos al posconflicto”.

Ser lectores y espectadores críticos. Una manera de construir paz en medio de las tragedias

Gracias a las denuncias de las organizaciones defensoras de derechos humanos, a los testimonios de las víctimas y a la presencia de los medios de comunicación, los colombianos hemos podido seguir esta tragedia y conocer parte de los detalles, razones y efectos de la protesta y la represión.

De entre toda la información difundida a raíz de la masacre, es importante oír los testimonios de los campesinos-testigos, publicados por el Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos. Oír esta tragedia a través de sus voces es viajar con ellos al epicentro del dolor.

Asimismo, es oportuno leer los informes y análisis que ofrecen medios alternativos e independientes como Prensa Rural, Verdad Abierta y la Revista Generación Paz.

Aunque resulte difícil pensar o creer en la paz en Colombia en estos momentos, mientras la Fuerza Pública asesina líderes comunitarios, masacra campesinos cultivadores de coca y ataca a periodistas e integrantes de misiones humanitarias, es a través de situaciones como esta que vamos al fondo de lo que somos como Nación. Ahí radica la principal razón para seguir pensando en aportar a la paz desde una permanente reflexión histórica, personal y social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s