Un festival de paz para resignificar el dolor de la guerra. Así lo hacen los niños y jóvenes de Rionegro, Caquetá

Un grupo de niños y jóvenes en el corregimiento de Rionegro, Caquetá, se unieron en el año 2013 y crearon la asociación Asojorio. Entre otras acciones, organizan cada año el Festival RíoPaz, para hacer memoria y tener presentes a quienes perdieron la vida en su municipio en medio del conflicto armado. En este texto, Javier Sánchez, uno de los integrantes de Asojorio, cuenta cómo y por qué surgió el festival y reflexiona sobre los sueños de construcción de paz en su territorio. Este artículo hace parte del especial Jóvenes de paz en Caquetá, Colombia.

Enjoy a cu-7

Por Javier Sánchez

El 19 de marzo de 2018, la comunidad de Rionegro cumplió cincuenta años de fundación,  cincuenta años y un tanto más de esperanzas y anhelos de paz, de buscar un pedazo de tierra donde vivir, cultivar y levantar una familia; como dicen nuestros pobladores “sin hacerle daño a nadie y más bien ayudar y vivir como pueda uno”.

En toda esta historia de conformación de la comunidad llegó el momento en el que se incrustaron, a la ya existente precariedad, la violencia y el conflicto armado en torno al narcotráfico. La antropóloga caqueteña Estefanía Ciro resume el impacto de todo esto en Diez puntos clave para conocer más a fondo la historia del Caquetá.

Los abuelos cuentan que si el río hablara, lloraría, pues su cauce y existencia –relacionada en un principio con abundancia y prosperidad, por ser un río navegable y proveedora de alimentos– hoy, después de tanta violencia, todos tenemos un familiar, un ser querido o cercano a quien grupos armados desaparecieron en sus corrientes. Tenía razón don Floresmiro Castro, campesino de la comunidad, cuando decía que “Antes de la coca, éramos como hermanos”.

To all cool dads out there,-2

Uno de los últimos hechos de esta violencia sucedió el 27 de abril del año 2012. Aquella madrugada la recibimos despiertos en el pueblo; ya habían transcurrido casi treinta días de la misma advertencia: debíamos alejarnos de la estación de policía en la mitad del pueblo, recién reconstruida. Las Farc –decían– iban a tomarse el pueblo y no responderían por quien estuviera ahí cerca.

Por esos días, caída la tarde, las personas que vivían en las casas cerca de la estación, salían con sus cobijas y almohadas para pasar la noche en otro lugar. Una tarde, una familia no quiso salir, y fue entonces cuando ocurrió lo que habían advertido. Uno de los nueve cilindros bomba lanzados desde el otro lado del río cayó en la mitad de la sala de su vivienda. Tres personas perdieron la vida: una joven pareja y su bebé.

Aquel día aumentó la fatalidad en Rionegro. Muchas personas se desplazaron por miedo al recrudecimiento de las acciones. Otros nos quedamos. Entre ellos muchos niños, niñas y jóvenes.

35861675156_381fb51d6b_zUn año después decidimos hacer una actividad conmemorativa. La denominamos “Marcha por la vida y por la paz”. Fue una acción gestada desde los niños, niñas y jóvenes. Queríamos hacer que los habitantes de nuestra comunidad se unieran en algo común, “exigir” una vida en paz, como cuando se empezó conformar la comunidad hace cincuenta años.

Queríamos decir: No más violencia, no más miedo en nuestras casas, en nuestras calles, en nuestro pequeño pueblo ni en los niños y niñas de Rionegro.

Veíamos que, por el mismo miedo, los adultos no podían realizar acciones, pues hacerse líder era hacerse visible y por ende objetivo de uno u otro bando. Pensamos que nosotros los niños y jóvenes, más que nadie, teníamos y tenemos el derecho a marchar y exigir que se acabe la guerra en nuestro pueblo.

35092933833_f71fa43b55_z

Al ver que en el año 2014 participó tanta gente, al año siguiente decidimos hacer la marcha nuevamente, pero esta vez queríamos hacer algo más grande, con la visión de que nos pudiéramos encontrar como comunidad y con otras comunidades a compartir experiencias de paz, a reconstruirnos hacia el porvenir.

Así fue como en el año 2014, los que conformamos la Asociación de Jóvenes por Rionegro creamos el Festival RíoPaz. Invitamos a las comunidades rurales de nuestro corregimiento y a grupos culturales de otros municipios, y entre todos homenajeamos y resignificamos la memoria de quienes perdieron la vida en medio de la guerra. Este espacio nos permite también inspirar vida, invitar a personas y comunidades a que nos replanteemos alternativas, reavivemos los sueños, compartamos alegría y nos acerquemos más.

35809592666_3f38eed5c6_z

Este año el Festival Ríopaz se realiza el 28 de abril. Es un ambiente que nos permite re-encontrarnos y tejernos nuevamente hacia una vida en paz. Actividades como la caminata de las luces, actos culturales, muralismo, conversatorios, muestras audiovisuales hacen parte de este encuentro que lleva consigo el deseo de volver a vivir dignamente. Estas actividades propenden por la construcción de diálogo y memoria, el intercambio de saberes, la resignificación y la vida en comunidad. Y, vale la pena repetir: el festival es creado por niños, niñas y jóvenes, que no se resignan a la tristeza.    

Con esto expresamos que no olvidamos, que recordamos, que llevamos adentro el dolor, pero que miramos hacia adelante para construir una mejor comunidad, una mejor sociedad. Queremos recuperar nuestras raíces, reconstruir nuestra historia y, más aún, construir nuestro presente.

forever-young7.png

  • Este artículo hace parte de Jóvenes de paz en Caquetá, Colombia. un especial de contenidos escrito de manera colaborativa entre Diario de Paz Colombia y la Asociación de Jóvenes por Rionegro.
  • El V Festival RíoPaz se realiza en Rionegro, Caquetá el 28 de abril de 2018.
  • Si quieres aportar a los proyectos sociales que lidera Asojorio en el departamento del Caquetá, puedes seguirlos en sus redes sociales y comunicarte con ellos directamente: Sitio webYoutube, Flickr, Twitter y Facebook.

30714658_1053212264834158_8643469495328833536_o.jpg

Conoce y comparte los contenidos del especial Ser joven de paz en Caquetá

Ser joven de paz en caquetá, Colombia

Escrito por

Diario de Paz Colombia es un espacio alternativo e independiente para pensar al país de manera constructiva. Difundimos textos que invitan a conocer y reflexionar sobre la realidad nacional y que, desde diversas áreas y perspectivas, promueven una cultura de paz.

Un comentario sobre “Un festival de paz para resignificar el dolor de la guerra. Así lo hacen los niños y jóvenes de Rionegro, Caquetá

  1. Me parece muy importante lo que ha hecho este grupo pese a las dificultades que se presentan en la edad de la adolencia. Han madurado y espero que sigan inculcando la cultura de nuestro corregimiento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.