Cinco razones para leer ‘El oro y la sangre’, el reportaje de la Colombia profunda

El escritor, periodista y maestro del oficio Juan José Hoyos recibió en noviembre de 2017 el Premio de Periodismo Simón Bolívar, un reconocimiento a toda una vida dedicada a contar historias y a enseñar a otros a contarlas. El oro y la sangre –publicado por primera vez en 1994 y premio Germán Arciniegas– es, según varios lectores, un reportaje esencial del periodismo colombiano. Lee también un fragmento de la obra y una conversación con el autor.

Esta lista de razones para leer El oro y la sangre está sustentada en las opiniones de otros periodistas como Alberto Salcedo Ramos, Patricia Nieto, Silvia Galvis y los jurados del premio nacional de periodismo Germán Arciniegas en 1994. Estas son solo cinco razones para conocer y leer esta obra:

1. Este libro permite entender la Colombia profunda

Para el cronista colombiano Alberto Salcedo Ramos, El oro y la sangre “permite entender la Colombia profunda. Sus dinámicas sociales, sus conflictos, su manera de dar vueltas en redondo sobre sus mismos males históricos. En ella coinciden varios elementos que nos definen: la búsqueda de la riqueza, la guerra, la rutina de los peces grandes que se comen a las sardinas”.

Así resumió este libro la periodista colombiana Silvia Galvis (1945-2009) en una columna publicada en El Espectador, el 19 de septiembre de 1994: “El oro y la sangre comienza en 1975, cuando un grupo de indígenas embera, en el Alto Andágueda en el Chocó, descubre una mina de oro y cuando quiere denunciarla, el hacendado blanco la reclama como suya. Ahí revientan los enfrentamientos. El hacendado acosa de cien maneras ilegales (con la complicidad del inspector de policía, del alcalde, del juez), y atropella a indígenas y asalta sus caseríos y comete los infaltables asesinatos de mujeres y niños…”.

2. Es un microcosmos del país

El 11 de agosto de 1994 en Bogotá, los integrantes del jurado firmaron el acta del premio Germán Arciniegas de Periodismo, organizado por Editorial Planeta. María Isabel Rueda, Enrique Santos Calderón, Enrique González Villa, Juan Gossaín y Mauricio Vargas estuvieron de acuerdo en lo siguiente:

“Este libro es un microcosmos del país. A través de esa tribu emberá pasan la riqueza, la pobreza, la iglesia pacificadora y educadora pero también la ambiciosa y acaparadora de riqueza, la guerrilla, el narcotráfico, y algo muy hermoso, la ingenuidad de unos indios que descubren un día el avión y se dedican a volar días seguidos sobre el país. O que pasan semanas enteras en un prostíbulo gastándose el oro, con el pelo pintado con agua oxigenada…”.

3. Está construido sobre una minuciosa investigación

A la periodista Silvia Galvis le sorprendió la investigación detrás del reportaje. Esto dijo: “Resulta difícil pensar en una crónica más investigada y mejor contada. ¿Quién sabe cuántos años –dicen que diez– se pasó Juan José Hoyos acumulando datos, visitando juzgados, revisando archivos, entrevistando testigos, arriesgándose en lo tortuoso e incierto de una selva prendida en guerra, antes de decidirse a escribir estas páginas formidables”.

En el acta de aquel premio, los jurados también mencionaron que: “Este libro es una recuperación de la crónica periodística colombiana. Está construido sobre una minuciosa investigación. Cuenta con el respaldo de una gran documentación y da a conocer todo el desarrollo de la compleja, extensa e intensa historia de los indios emberá del Alto Andágueda, en el Chocó, desde el momento en que inician la explotación de una mina de oro”.

4. Es una crónica vivida y testimoniada por su autor

Parte de la narración incluye el relato de dos semanas de viaje que el propio Juan José Hoyos hizo a las selvas del Alto Andágueda en diciembre de 1979, aún cuando en el periódico El Tiempo, en donde trabajaba, le sugirieron no hacerlo por su seguridad. A su regreso a Medellín, el periodista publicó algunos reportajes para el periódico El Tiempo, pero siguió investigando el tema durante más de quince años. Cuando se sentó a escribir, incluyó en la narración parte de su experiencia de viaje: “La primera vez que vi la selva con mis propios ojos, a menos de cien metros de distancia, fue una tarde de diciembre de 1979 (…) Sabía que las selvas del Alto Andágueda estaban llenas de indios armados que no habían recibido de los blancos más que miseria y vejaciones”.

Los periodistas que premiaron esta obra en 1994, escribieron que “El tema central, el oro y la violencia que genera, corresponde a esa clase de historias que apasionan, sobre todo cuando se cuenta con toda la credibilidad de una crónica periodística vivida y testimoniada por su autor”. Para Alberto Salcedo, esta “es la historia más ambiciosa que ha contado Juan José”.

5. Es un encuentro entre arte, ética del reportero y poesía

En este perfil de Juan José Hoyos publicado por el periódico El Colombiano, la periodista Patricia Nieto dice que El oro y la sangre es el libro más grande de Juan José Hoyos: “Es un ejemplo de la pulcritud de un reportero, que con solo los datos de los que dispone es capaz de construir un universo. Es un encuentro entre arte, ética del reportero y poesía”.

En su comentario, Silvia Galvis afirmó: “El talento narrativo de este periodista fluye en cada una de las páginas. Y, como si fuera poco, el lenguje, preciso, a veces poético, siempre fluido, hace que la lectura del libro se haga con un placer proporcionalmente inverso a los hechos trágicos que cuenta”.

Y aquí, un ejemplo. Escribe Juan José: “En tiempo de guerra no se oye misa: el padre Agustín regresó al colegio de Aguasal y siguió caminando por todo el Andágueda. A fines de junio ya había ido a Cascajero, a Río Colorado, a Conondo, a Andes, a Piedra Honda, a Bagadó, a Ceveré, a los poblados de la carretera Medellín-Quibdó. Por donde se iba un grupo de indígenas huyendo de la guerra y de la muerte, por ahí mismo se iba él, detrás, a hablar con ellos buscando una salida”.

captura-de-pantalla-2018-09-02-a-las-12-42-54-p-m.png
Niños emberá. Foto: © Juan José Hoyos

WhatsApp Image 2018-08-06 at 1.51.26 PM

forever young.png
En Diario de Paz Colombia queremos promover la lectura de obras escritas por colombianos o sobre Colombia, obras que nos ayuden a ampliar la visión que tenemos del país. Contáctanos si te gustaría que difundamos o recomendemos un libro o texto, o lee las bases si quieres escribir con nosotros. ¡Gracias por tu interés!

 

Escrito por

Diario de Paz Colombia es un espacio alternativo e independiente para pensar al país de manera constructiva. Difundimos textos que invitan a conocer y reflexionar sobre la realidad nacional y que, desde diversas áreas y perspectivas, promueven una cultura de paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.