¿Qué aprendimos sobre Colombia leyendo “A lomo de mula”?

En la recta final del cuarto libro del reto 10 libros en 2020, invitamos a nuestros lectores a dejar sus respuestas voluntarias en esta conversación abierta. Un contenido del especial Leer para entender A lomo de mula del Club de Lectura Virtual.

Como esta iniciativa busca animar a los colombianos a “Leer por placer” y “Leer para entender”, te invitamos a participar en una conversación abierta dejando una respuesta (ojalá corta y concreta) en el buzón de comentarios de esta entrada. ¿Qué te ha dejado este libro? ¿Qué idea de país podemos hacernos a partir de esta lectura? ¡No lo pienses mucho! Date el regalo de expresar con tus propias palabras lo que ha significado leer a Alfredo Molano.

Ten presente que, una vez envías tu respuesta, el equipo coordinador lee y aprueba cada publicación, así que no te angusties si no ves de inmediato tu comentario al aire. Al momento de enviarlo, por favor incluye tu correo electrónico y activa el botón de recepción de respuestas para que estés al tanto de lo que otros lectores tienen por agregar a tus impresiones.

lavoragine_participa lacasagrande_diariodepazcol

Ahora sí, te leemos:
¿Qué has aprendido sobre Colombia leyendo A lomo de mula: viajes al corazón de las Farc?
¡Deja tu comentario!

 

Escrito por

En Diario de Paz Colombia pensamos al país de manera constructiva. Difundimos textos que invitan a conocer y a reflexionar sobre la realidad nacional y que, desde diversas áreas y perspectivas, promueven una cultura de paz. ¡Escribe con nosotros!

6 comentarios sobre “¿Qué aprendimos sobre Colombia leyendo “A lomo de mula”?

  1. La lectura de “A lomo de mula” (que aún no termino), me ha dejado la idea de que “no todo es lo que parece” crecimos (quienes como yo nacimos en los 70s) con una idea de país, de buenos y malos que por lo menos a mi se me tergiversa mucho al aprender de la verdadera historia de las FARC… nuestro país es definitivamente un lugar con demasiadas desigualdades que no queremos ver y que son, en el fondo, la principal razón del conflicto.

    Me gusta

  2. Realmente hay que conocer la historia detrás de todo, es lo primero que pensé al cerrar el libro tras haberlo terminado. No soy ajena ni desconozco la realidad campesina del país y las zonas llamadas “Rojas” y ahora denominadas con el término “zonas de posconflicto”. Conozco esos caminos, las dificultades y las razones en voz de sus pobladores. Y en ese caso, una, bien citadina y con pinta de universitaria entiende hasta porqué pasan las cosas. Y me refiero a la desigualdad, a la falta de oportunidades.
    Con Alfredo Molano logro entender que hay dos leyes, la de la selva y la del papel. Realmente son 50 años y más de una guerra patrocinada por la desigualdad, por la negación del gobierno a reconocer que las condiciones no eran las adecuadas, al derecho a las tierras, al desarrollo como comunidad, entre otros.

    Nunca entenderé ni apoyaré por qué las armas pueden ser la solución, la violencia y todo lo que conlleva. Pero si puedo entender cómo la injusticia social siembra dolor y muerte en tierras fértiles.

    Nuestros líderes de escritorio, desconocen todo lo que sucede en el corazón del campo. Los paisajes humanos y el contexto narrado por Molano, me hicieron recordar a nuestro Catatumbo, mi imaginario me trasladó allí; solo he conocido lo que puede ver una simple profesora cumpliendo su labor, a través de la escuela, los niños y en un pequeño período de tiempo, ahora pienso cómo será habitar, vivir, sobrevivir y subsistir en medio de todo un conflicto ideológico.

    A Lomo de mula, un libro rápido de leer, con una narrativa sencilla y sobretodo lleno de historia.

    PD: Me agradaron mucho las fotografías al final de la obra.

    Me gusta

  3. Pues acabo de terminar mi lectura de este mes del Club de Lectura – Diario de Paz Colombia: “A lomo de mula” de Alfredo Molano ha sido todo un descubrimiento para mí, porque nunca había leído algo escrito por él, porque es la primera vez que leo un libro en formato electrónico (esto es un hit y in rompimiento de barreras mentales para mi), pero principalmente porque nunca me había metido en las entrañas de la guerrilla de las FARC y lo que encontré me reaultó muy ilustrativo del conflicto colombiano, de la problemática agraria y social en nuestro país!
    Me siento contenta de haber terminado este reto del mes y de todo lo que aprendí, con esto vino conocer a nuevas personas y un encuentro con colombianos que como yo vivimos fuera del país y que compartimos una nostalgia que a veces es alegría y muchas veces también es dolor de patria… gracias Diario de Paz Colombia por esta iniciativa, definitivamente este Club me ha brindado buena parte de los aprendizajes y gustos de esta cuarentena.
    Ahora ya estoy lista para “La Perra” que tengo en mi mesa de noche, porque esta si la tengo desde hace unos meses expresamente traída de Colombia gracias a Conti P Contreras-Nieto y a Mauricio Álvarez … nos vemos el 1 para comenzar Koleia Bungard

    Me gusta

  4. Leer “A lomo de mula” de Alfredo Molano, es darse un pequeño viaje por nuestra querida Colombia, tierra que amamos con el corazón, pero también tierra que siempre ha estado dividida, precisamente por eso, por la tierra.

    Hablar de la guerrilla puede tocar fibras sensibles y hacerlo desde la objetividad supone un reto y una hazaña que no muchos se atreven a emprender, porque puedes ser acusado de simpatizar con la guerrilla y con la izquierda radical y todo porque en Colombia seguimos siendo envenenados por un pensamiento de extremos, que lindan con el caudillismo y en el que no caben los matices, ni posiciones, ni argumentos.

    Este libro es un libro del origen, establece razones y el por qué surgió un movimiento en la selva, con líderes regionales que fueron desplazados y cuyos combatientes eran campesinos y en ocasiones, indígenas que buscaban una forma de alzar su voz para solucionar los problemas que los dirigentes políticos (conocidos como estado) no veía, no quería ver o se negaba a que otros vieran (parafraseando el prólogo del libro). Entender esto es también saber que su prosa no va más alla, no te habla de la evolución de la violencia y de los grupos armados, ni como sus ideales se fueron prostituyendo para luego ser invadidos por el cáncer de la corrupción y el narcotráfico que hace metástasis en todas las entidades tanto al margen de la ley, como a las constituidas en la legalidad.

    No es un libro para sensibles, no es un libro que guste a todos, pero si es un libro necesario para que todo Colombiano se aproxime al conflicto armado, para que como ciudadanos de esta maravilloso país con su grandiosa diversidad de flora y fauna, empecemos más a entender, razonar y sobre todo preguntar, porque es claro que con tantos años de guerra nos hace falta hacer pausa y empezar a buscar el por qué y al mismo tiempo, destapar nuestros grandes oídos bloqueados por la desinformación y aprender a escuchar con atención.

    Bienvenidos a un libro de muchos que nos quedan por leer para saber que significa ser Colombiano.

    Me gusta

  5. Leer ‘A lomo de mula’ nos puede servir para dos propósitos importantes:

    Para ampliar la visión y el entendimiento sobre el surgimiento de la guerrilla de las FARC y la desproporción en la respuesta por parte del estado centralista. Permite conocer los antecedentes de los movimientos guerrilleros, desde Quintín Lame y Guadalupe Salcedo, hasta la violencia de los 50.

    Como puerta de entrada a la obra de Alfredo Molano, que en general, le da la voz directamente a los protagonistas (como se puede ver en las entrevistas). En las propias voces no hay juicios, ni valoración, están las experiencias en primera persona de quiénes han tenido que vivir el conflicto en carne propia.

    Me gusta

  6. Leer ‘A lomo de mula’ nos puede servir para dos propósitos importantes:

    Para ampliar la visión y el entendimiento sobre el surgimiento de la guerrilla de las FARC y la desproporción en la respuesta por parte del estado centralista. Permite conocer los antecedentes de los movimientos guerrilleros, desde Quintín Lame y Guadalupe Salcedo, hasta la violencia de los 50.

    Como puerta de entrada a la obra de Alfredo Molano, que en general, le da la voz directamente a los protagonistas (como se puede ver en las entrevistas). En las propias voces no hay juicios, ni valoración, están las experiencias en primera persona de quiénes han tenido que vivir el conflicto en carne propia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .