Un llamado a desnaturalizar la discriminación. El mensaje de Nuestro Flow

¿Cómo se naturaliza la discriminación en nuestra sociedad? ¿Cómo transformar las prácticas discriminatorias? Conversamos con Andrea González, co-fundadora y directora ejecutiva en Colombia de Nuestro Flow, una organización que desde 2015 trabaja por «transformar prácticas discriminatorias a través de la promoción de la equidad y la diversidad».

Por Jovani Escobar Gil

«Candelaria nació en Nuquí, en el departamento del Chocó. Llegó con su familia a Bogotá, desplazada por la violencia causada por el conflicto armado que afecta al país desde hace décadas».

Así comienza la historia de Candelaria Borja Aventura, una niña de 9 años que se enfrenta a la vida en una nueva ciudad, lejos de su lugar de origen. Ella, junto con sus amigos Livingston, procedente de la isla de San Andrés; Kalí, una gitana que llegó desde el Cauca; Jacinto, nacido en San Basilio de Palenque y Auka, del Cabildo Indígena de Bosa, conforman la Liga de la Diversidad Étnica, una propuesta de la organización Nuestro Flow, que busca visibilizar las diferentes comunidades étnicas que conviven en Bogotá. Conversamos con Andrea González sobre esta iniciativa y su visión de una sociedad equitativa y diversa.

cortesia Nuestro Flow
Mabel González y su hermana Andrea, fundadoras de Nuestro Flow

–Andrea, ¿qué significa para ti ser una oveja negra?

–La expresión “oveja negra” en la sociedad tiende a tener una connotación negativa, usualmente se utiliza para describir a personas que se han salido de lo convencional en su familia o en su contexto y esto está mal visto; sin embargo, justamente esto es lo que, desde Nuestro Flow, creemos que es lo que hace falta en el mundo, más Ovejas Negras que se atrevan a cuestionar lo que pensamos que es normal pero que nos hace daño como sociedad.

Estamos convencidas de que esas personas que se cuestionan y cuestionan el por qué de las problemáticas sociales son las que más adelante se atreverán a querer cambiar las situaciones que no están funcionando y así poder cambiar el mundo.

candelaria

–¿Cómo nace Nuestro Flow? ¿Cuál es su historia?

–Nuestro Flow nace en junio del año 2015, cuando junto con mi hermana Mabel González, en una conversación nos detuvimos a pensar sobre la situación de discriminación que viven distintas poblaciones, entre esas las mujeres y las mujeres latinas, pues lo vivimos y desde ahí nos pudimos conectar con otras discriminaciones. Mi hermana vive en Montreal, Canadá, y yo viví por mucho tiempo también fuera de Colombia, en donde sentimos que teníamos varias etiquetas como “mujer”, “latina”, “colombiana” que pesan y están basadas en estereotipos y prácticas cotidianas que poco cuestionamos.

Esa situación la enlazamos con la situación que viven las comunidades afro e indígenas en Colombia, en donde no es casualidad que estas mismas poblaciones son las que más han sufrido las consecuencias del conflicto armado y el desplazamiento forzado, y a su vez, siguen sufriendo de distintas discriminaciones que comienzan desde el lenguaje con expresiones naturalizadas como: «trabajar como negro, para vivir como blanco», «me negrearon», o «mucho indio», pasando a la invisibilización de su cultura.

Dentro de estas prácticas cotidianas, todas las personas somos responsables de esta situación y fue así como nos sentimos responsables y quisimos hacer algo, primero desde lo que teníamos a nuestro alcance, las redes sociales, y comenzamos por cuestionar nuestro lenguaje para cambiarlo, luego cuestionar nuestras prácticas cotidianas. Entonces, primero fuimos dándonos cuenta de nuestras propias acciones discriminatorias, lo que nos llevó a conocer más de estas comunidades. Con el tiempo Nuestro Flow ha ido creciendo hasta lo que es hoy en día después de 4 años.

–Desde la experiencia de Nuestro Flow, ¿cómo han observado que trata Bogotá a las personas pertenecientes a poblaciones diversas?

–Desde nuestra experiencia nos hemos dado cuenta que Bogotá es una ciudad con una dualidad en este tema. Al ser la capital, es una ciudad receptora de diferentes poblaciones de Colombia y del mundo; sin embargo, es una ciudad en donde la clases sociales son muy marcadas y estas nos determinan cómo funciona la ciudad. Al mismo tiempo, hemos podido evidenciar que las poblaciones diversas usualmente se encuentran ubicadas en las periferias, lo que hace que su integración en la ciudad no sea tan visible en algunos sectores.

Teniendo este breve contexto, existen algunos espacios en donde las poblaciones diversas con sus tradiciones, culturas y creencias son integradas en los espacios de manera natural y valorando esta diversidad, pero lamentablemente existen otros espacios en donde aún siguen siendo discriminadas debido a un desconocimiento y falta de apertura frente a estas otras realidades.

En nuestro trabajo hemos podido entender además que la dinámica de una ciudad como Bogotá presenta muchas barreras para algunas poblaciones diversas, desde su gran extensión territorial, la cantidad de población, las largas distancias, la forma de trabajar y la manera de relacionarse, la sociedad hace que sea una ciudad poco amable y que no está diseñada para diferentes maneras de habitarla, lo que genera un gran reto para la construcción de una Bogotá en donde toda su diversidad sea visibilizada y valorada.

–¿Cómo crees que se pueden transformar las prácticas discriminatorias en Colombia?

–Las prácticas discriminatorias están muy arraigadas y normalizadas en nuestra cultura y ser conscientes de que existen es el principal reto al mismo tiempo que el primer paso para poder transformarlas. Aceptar que discriminamos nos cuesta, pues sabemos que está mal, sin embargo, cuando entendemos que en la mayoría de los casos no es una elección sino que hace parte de la forma como está organizada la sociedad, está inmerso en la educación, en la televisión, en el orden social, en prácticas cotidianas y no nos damos cuenta que las repetimos, generar una actitud de cambio es más sencillo pues esto lleva a un entendimiento más profundo y crítico frente a un sistema social que se puede transformar.

Desde Nuestro Flow creemos profundamente que estas prácticas discriminatorias se deben comenzar a transformar desde temprana edad y la educación juega un papel muy importante para cumplir este objetivo. Al mismo tiempo, la experiencia nos ha demostrado que al desarrollar la empatía y conectar las historias de discriminación que han sufrido las comunidades étnicas y las mujeres con nuestras propias historias, por ejemplo con situaciones de bullying que la mayoría de personas hemos sentido, entendemos que la discriminación es un invento social injusto que no debería de existir y esto nos ayuda a ser agentes de cambio.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

–¿Qué transformaciones han evidenciado en las comunidades dentro de las que han incidido?

–Principalmente hemos podido evidenciar una apertura genuina por conocer y reconocer la diversidad de nuestro país en distintos espacios como instituciones educativas y empresas privadas mayoritariamente con población mestiza. De la misma manera, se ha podido evidenciar una transformación en el pensamiento de las personas con las que hemos trabajado al reconocer prácticas discriminatorias y de esta manera comenzar a transformarlas, principalmente desde el lenguaje.

Por otro lado, en las instituciones educativas en donde hemos tenido la oportunidad de incidir, hemos podido evidenciar el reconocimiento positivo en las y los niños frente a las diferencias personales y hacia las de los demás y, de esta manera, nos convencemos de algo: los niñas y las niños que valoran sus diferencias son niñas y niños que valoran las diferencias de los demás.

sigue-leyendo-2-3-1

Para conocer más de esta iniciativa te invitamos a visitar el sitio web de Nuestro Flow.

Artículos similares en Diario de Paz Colombia:

Escrito por

Comunicador y socio fundador de Diario de Paz Fundación. Voluntario e investigador, en temas relacionados con la sinergia entre comunicación y educación, del grupo de extensión solidaria Barrio U de la Universidad de Antioquia.

Un comentario sobre “Un llamado a desnaturalizar la discriminación. El mensaje de Nuestro Flow

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .