Educar para la paz según Maria Montessori

Publicado por

Cuando empecé a investigar sobre principios y cultura de paz, todos los caminos me condujeron a Maria Montessori. Con solo leer algunos de sus discursos y textos, fue inevitable sentirme tocada en lo más profundo.

Los siguientes son sólo algunos fragmentos de varios discursos en los que esta inspiradora mujer nos habla de la paz, la educación, la infancia, la juventud, los valores que debemos cultivar para alcanzar esa armonía que nos transforme. Unas palabras para leer en voz alta y con atención. Unas palabras para interiorizar, aplicar y compartir.

La Paz / Discurso 1932 / Ginebra, Suiza

Si se convirtiera en una disciplina especial, la paz sería el más noble de todos los temas, dado que la vida misma, de la humanidad depende de él. Quizás también dependa de él la posibilidad de que nuestra civilización evolucione o desaparezca.

1

Es bastante raro que todavía no exista algo así como una ciencia de la paz, teniendo en cuenta que la ciencia de la guerra parece estar muy avanzada, por lo menos en lo que respecta a cuestiones tan concretas como los armamentos y las estrategias.

En lo que respecta a la paz; esta nunca ha sido objeto del proceso de investigación metódica y progresiva que se conoce como ciencia; por el contrario, entre las innumerables ideas que enriquecen nuestra conciencia humana no figura un concepto claro de la paz.

Lo que generalmente se quiere decir con la palabra paz es el cese de la guerra. Pero este concepto negativo no es una descripción adecuada de la paz genuina, y lo que es aun más importante, si observamos el propósito manifiesto de la guerra, la paz entendida en ese sentido representa, más bien, el triunfo final y permanente de la guerra.

En favor de la paz / Discurso 1936 / Bruselas, Bélgica

2

La tarea de la política es prevenir los conflictos; la de la educación es establecer la paz. Debemos convencer al mundo de la necesidad de realizar un esfuerzo universal, colectivo, por sentar las bases para la paz.

La educación constructiva para la paz no se debe limitar a la enseñanza en las escuelas. Es una tarea que requiere esfuerzos de toda la humanidad. Su objetivo debe ser reformar a la humanidad para permitir el desarrollo interior de la personalidad humana y para crear una visión más consciente de la misión del género humano y las condiciones actuales de la vida social.

Nuestra principal preocupación debe ser educar a la humanidad, a los seres humanos de todas las naciones a fin de guiarla hacia la búsqueda de metas comunes. Debemos volver atrás y centrar toda nuestra atención en el niño. Los esfuerzos de la ciencia se deben centrar en el niño porque él es el origen de los enigmas de la humanidad y también la clave para resolverlos.

3

Educar para la paz / Discurso 1937 / Copenhague, Dinamarca

La educación es la mejor arma para la paz.

Debemos organizar nuestros esfuerzos para la paz y allanar el camino hacia ella de manera científica, por medio de la educación. La educación indica el camino hacia un nuevo mundo por conquistar: el mundo del espíritu humano.

La paz es un principio práctico de la civilización humana y de la organización social que se basa en la naturaleza misma del hombre. La paz no lo esclaviza, sino que lo exalta. No lo humilla, sino que le hace tomar conciencia de su propio poder sobre el universo. Y como se basa en la naturaleza del hombre, es un principio constante, universal, que se aplica a todos los seres humanos. Este principio debe ser nuestra guía para construir una ciencia de la paz y educar a los hombres para la paz.

forever-young7

Si te conmovieron e ilustraron las palabras de Maria Montessori, puedes leer algunos de sus discursos completos aquí. Gracias por leer y compartir.

4 comments

  1. Eso!!! Tenemos que ser un ejemplo vivo de paz, cada día, aunque para mí en particular es muy difícil, pero hay que hacer el esfuerzo! Para mí esa es la verdadera paz, la que tienes en ti y reflejas a los demás, principalmente a los más cercanos: tu familia.

    Me gusta

  2. La paz es el escenario en el cual nuestros derechos se miran de frente con nuestras obligaciones sin decirse mentiras , sin ocultarse nada y sobre todo teniendo en cuenta que lo primordial es el ser antes de ser …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s